Skip to content

Información

5 consideraciones para traer a los empleados de regreso a su lugar de trabajo

A medida que los empleados regresan, los propietarios de negocios deben considerar estas modificaciones relacionadas con el lugar de trabajo.

Por Kerby Meyers | 22 de octubre de 2020

A pesar de lo generalizados que fueron los cierres relacionados con la pandemia en marzo y abril, las empresas están trabajando actualmente con mucha más libertad para traer a los empleados de regreso a las oficinas e instalaciones.

El regreso no es apenas uniforme y varía mucho entre empresas e industrias.

Si bien algunas empresas permiten más trabajo remoto, otras requieren que al menos una parte de la fuerza laboral esté presente en el lugar de trabajo de manera regular.

Los empleadores que buscan la mejor manera de avanzar deberían considerar una combinación de precauciones de seguridad, formas de trabajo alternativas y comunicación.

Este fue el tema de un reciente seminario webpresentado por BOK Financial, con Melanie Pate, abogada laboralista en Lewis Roca Rothgerber Christie LLP; Jean Gage, gerente legal de CopperPoint Insurance Companies; y Jesse Lisson, ejecutivo de desarrollo de agentes de Teladoc.

Los panelistas compartieron sus opiniones sobre cinco temas clave:

1. Establecer pruebas y controles en el lugar de trabajo.

Esto se da por hecho, dijo Pate, y los empleadores generalmente tienen dos opciones:

  • Pruebas o controles diarios, que deben ser confiables y precisos, y pueden incluir controles de temperatura y cuestionarios sobre síntomas o
  • Controles de síntomas periódicos autoinformados, que no identificarán a todos los empleados infectados, pero son más rentables.

Pate explicó que la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC) de EE. UU. ha determinado que las pruebas de COVID-19 están relacionadas con el trabajo y son coherentes con las necesidades comerciales de casi todos los tipos de áreas comerciales. "Entonces, las pruebas de COVID-19 se pueden realizar ampliamente sin violar Ley para Estadounidenses con Discapacidades", dijo.

2. Establecer pautas de exposición.

Existe una alta probabilidad de que en algún momento, los controles y las pruebas detecten un caso positivo en su empresa.

"Debido a las reglas de confidencialidad, usted no puede anunciar quién dio positivo a la prueba de coronavirus", dijo Pate. Sin embargo, puede informar a los empleados que ha habido una prueba positiva en el establecimiento e identificar las obligaciones laborales del empleado, así como la ubicación general del espacio de trabajo del empleado.

Las personas que den positivo deben quedarse en su casa hasta que hayan pasado tres días sin fiebre, que todos los síntomas hayan mejorado y que hayan pasado 10 días desde que notaron los primeros síntomas. Las personas que den positivo pero que son asintomáticas deben permanecer fuera de las instalaciones durante 10 días; las personas expuestas a alguien que dio positivo deben ponerse en cuarentena durante 14 días.

Pate agregó que se pueden aprovechar varias opciones de licencia, incluidas las previstas en la Ley de Respuesta al Coronavirus Familias Primeroque está disponible hasta el 31 de diciembre 2020, para empleadores con 500 empleados o menos.

3. Aplicar medidas preventivas en el trabajo.

Las empresas pueden requerir que los empleados usen mascarillas, guantes y cualquier otro equipo de protección personal (PPE, en inglés) que se considere necesario. Otras instrucciones puede incluir:

  • Promover las reuniones virtuales
  • Limitar la cantidad de empleados autorizados a asistir a reuniones presenciales
  • Promover una distancia de seis pies entre personas
  • Restringir las visitas externas
  • Alentar a los empleados a vacunarse contra la gripe

Las empresas también pueden optar por reconfigurar los espacios de trabajo para permitir un mejor distanciamiento, mejorar la circulación del aire y proporcionar suministros para limpiar regularmente los materiales y equipos compartidos.

4. La compensación para trabajadores aplica al trabajo desde casa.

Incluso cuando las personas regresen al trabajo, dentro de un año hasta el 30% de los trabajadores seguirán trabajando desde casa varios días a la semana, según una investigación de Global Workplace Analytics.

Gage explicó que la cobertura de compensación para trabajadores se extiende a los espacios de trabajo con base en el hogar, según el acuerdo de trabajo desde casa celebrado entre el empleador y el empleado.

Las lesiones sufridas en el hogar están sujetas a las mismas preguntas que se hacen en el lugar de trabajo:

  1. ¿Qué estaba haciendo el empleado en el momento de la lesión?
  2. ¿Cuáles eran las circunstancias que rodeaban al accidente?

"Si un empleado se lesiona mientras realiza un trabajo en un lugar y en un momento en el que se espera que esté trabajando, la lesión estaría cubierta por la compensación de trabajadores", dijo Gage.

Agregó que si bien algunas personas han ganado reclamaciones relacionados con viajes hacia o desde una oficina en la casa, la cobertura explícita de COVID-19 es poco probable, principalmente porque es difícil demostrar dónde ocurrió la exposición.

5. No ignorar los problemas de salud mental.

La amplitud y profundidad de la pandemia pesa mucho sobre los trabajadores de Estados Unidos. Lisson informó que casi la mitad de los encuestados en una encuesta realizada por Teladoc en mayo de 2020 dijo que su salud mental se ha visto afectada negativamente por el COVID-19.

"Generalmente, se considera que es bueno tener salud mental", dijo Lisson. "Pero eso ha cambiado mucho, y parece que tiene mucho que ver con el COVID-19 y una serie de celebridades que comparten su ansiedad y depresión".

Agregó que el cuidado de la salud virtual, incluidos los servicios de salud mental, se ha convertido en una opción viable para muchos, ya que la red de Teladoc registró aproximadamente la mitad de los volúmenes de 2019 solo en el primer trimestre de 2020.

Este cuidado es invaluable para los empleados que continúan encontrando preocupaciones abrumadoras; sin embargo, como explicó Pate, "el fundamento legal es que no existe protección para los empleados que eligen no venir a trabajar durante este período de COVID simplemente porque están ansiosos por regresar al trabajo".

La empatía y la flexibilidad son invaluables.

Los empleadores deben determinar cómo ayudar mejor a sus empleados y aprovechar todos los recursos que ofrece su cobertura de seguro comercial y su plan de bienestar.

"Las herramientas como el plan de asistencia al empleado, el cuidado de la salud conductual virtual y el equipo de protección personal adecuado pueden ayudar a los empleados a regresar al lugar de trabajo si se sienten ansiosos", explicó Nathan Guerrero, especialista en beneficios para empleados de BOK Financial Insurance.

Los gastos del equipo de protección personal pueden ser cubiertos por el fondo de bienestar de su seguro médico y otra asistencia podría provenir de una serie de medidas de ayuda que el Congreso está analizando.

"Es un gran momento para que los empleadores revisen diligentemente sus pólizas de seguro y los documentos de renovación", comentó Kathy DeGrandchamp, gerente de operaciones de BOK Financial Insurance. "Su agente o corredor sabrá si ha surgido algún cambio en la cobertura de su póliza a causa del COVID-19".

Y recuerde mantener a su gente informada, aconsejó Pate.

"Los empleadores deben comunicar regularmente a los empleados las políticas y directivas revisadas", dijo. "Hay menos probabilidades de que los empleados que sienten que su empleador se preocupa por su salud y seguridad se quejen".