Skip to content

Información

Los empleadores buscan soluciones creativas para los aumentos en los costos de los beneficios

Los incentivos a raíz de la pandemia se centran en el bienestar físico y emocional, y en un aumento de la atención virtual

Por Sue Hermann | 30 de octubre de 2020

Como se espera que los costos de los beneficios de cuidado de la salud patrocinados por los empleadores de EE. UU. aumenten en un 7. 3% en 2021, las empresas están incrementando sus beneficios de bienestar para frenar esos aumentos, especialmente en la era del COVID-19. Esos hallazgos son parte de la Encuesta sobre tendencias médicas globales de 2021publicada recientemente por Willis Towers Watson, que proyecta aumentos del 8. 1% en los costos en todo el mundo.

En los últimos años, las empresas han respondido a los crecientes costos del cuidado de la salud al introducir el bienestar como un componente de los planes de beneficios patrocinados. El enfoque en la prevención, que incluye desde evaluaciones de riesgos para la salud hasta incentivos para dejar de fumar, ha ayudado a reducir la tasa de aumento de los costos.

"El bienestar es la principal prioridad que las organizaciones están abordando en este momento", dice Regina Ihrke, directora ejecutiva y directora de bienestar de Willis Towers Watson. "Las empresas ya habían comenzado a tomar ese camino, pero ahora esa prioridad ha adquirido mayor relevancia. Preveemos que este problema tendrá un impacto durante los próximos años ".

Una encuesta de mayo llevada a cabo por Willis Towers Watson determinó que las respuestas de los empleadores a la pandemia incluyeron mejoras en los beneficios del cuidado de la salud (47%) y promoción de los programas de bienestar (45%). Un tercio de los empleadores manifestó que están modificando las licencias y los días de vacaciones pagados.

"Estamos viendo que los empleadores ponen mayor énfasis en el bienestar integral, que incluye la salud emocional", dijo Reed Smith, director de la oficina de  beneficios para los empleados de BOK Financial Insurance. "Los empleadores reconocen que el entorno actual es muy estresante para muchos empleados y que el bienestar emocional está ligado a su salud física".

Smith, que trabaja con empresas para desarrollar estrategias para mejorar el bienestar general de las empresas y sus empleados, mencionó que en 2020  se registró un mayor uso de recursos en línea, capacitación de gerentes, campañas contra los estigmas, horarios de trabajo flexibles y capacitación para los empleados en materia de concientización sobre la salud mental.

La pandemia también ha puesto mayor énfasis en la atención virtual, dijo Smith. Citó una encuesta reciente a grandes empleadores realizada por Business Group on Health, en la que el 80% de las empresas encuestadas expresó que la telemedicina tendría un impacto significativo en el futuro de la prestación de cuidado de la salud.

"Y más del 50% de los empleadores planean implementar más soluciones de atención virtual", afirmó.

A medida que las opciones de atención virtual van ganando popularidad, también se han expandido más allá de las necesidades de atención primaria y urgente. "La telemedicina se ha expandido a la atención especializada, como la salud mental, la dermatología y las segundas opiniones", dijo Smith, y agregó que el 98% de las personas que han usado la telemedicina dijeron que la volverán a usar.

"Eso generará mayor valor para los empleados y reducirá los costos para los empleadores en los próximos años", comentó.

Cómo han respondido los grandes empleadores al COVID-19

Según la Encuesta de 2021 sobre el diseño de planes y estrategias de atención de la salud de grandes empleadores

realizada por Business Group on Health, los empleadores han encontrado formas creativas de afrontar los desafíos creados por el COVID-19.

"Al principio de la pandemia, nos dimos cuenta de que nuestros empleados estaban luchando con el aislamiento y el estrés de hacer malabares con el trabajo y las responsabilidades parentales", dice Kelley Weil, directora ejecutiva de Recursos Humanos de BOK Financial. "Inicialmente respondimos ofreciendo tiempo libre adicional y reembolsos suplementarios para el cuidado de los niños para los padres que enfrentan el cierre de escuelas y guarderías.

"Más recientemente, hemos agregado apoyo con clases particulares prepagadas y un reembolso de tecnología para los empleados con niños en situaciones de aprendizaje virtual o híbrido. También hemos estado hablando de manera más abierta y frecuente sobre los recursos para el bienestar mental ".

Con la continua incertidumbre en torno a los impactos a largo plazo en la salud debido al COVID-19, es probable que los empleadores continúen invirtiendo en programas de bienestar integrales e integrados para los empleados. Según Reed, también se centrarán más en exigir a los proveedores que brinden una solución de beneficios de cuidado de la salud de mayor valor y menor costo.

"La situación del cuidado de la salud anterior al COVID pondrá a los empleadores en una desventaja competitiva para atraer y retener a los talentos en un mundo posterior al COVID", expresó. "Las empresas de alto rendimiento se aseguran de que sus empleados estén comprometidos durante todo el año mediante incentivos de salud y bienestar, herramientas de transparencia de costos y calidad, apoyo para el bienestar emocional y recursos de salud virtuales".